miércoles, 1 de octubre de 2008

ACTUALES TENDENCIAS EN EL CAMBIO EDUCATIVO


En su conferencia, el ponente manifiesta que para realizar una transformación educativa es necesario tener la información y conocerla, además de la capacidad para utilizarla.
Para él, el conocimiento debe de exigir creatividad y para que exista esta, no debe de haber presiones ni autoritarismos.
Pero el sistema social que se relaciona con la información y el conocimiento, no garantiza ni democracia, ni equidad, sino al contrario, este modelo puede producir la exclusión de las personas en el funcionamiento de la sociedad.
Es preciso, menciona, que estemos concientes de que vivimos un proceso de transformación en todos los aspectos de la vida, y no podemos continuar con los mismos modelos anteriores y más en el aspecto educacional que es el tema que nos ocupa.
No podemos perder de vista la equidad social, la economía competitiva y la democracia política, las cuales se relacionan entre sí, pues al haber alteración en uno, se alteran los otros, y para que esto no suceda solo existe la educación de calidad para todos, para influir notablemente en estas tres medidas del desarrollo social.
El ponente nos habla que para que en verdad haya una transformación educativa, se debe de modificar no solo el factor de la educación, sino todas las variables del sistema educativo, en una forma organizada y paulatina, ya que es imposible cambiar todo al mismo tiempo.
Algo muy importante es identificar prioridades, porque no es lo mismo incidir en una variable en un País desarrollado que en otro que no lo es, inclusive en el mismo País, pero en zonas diferentes, pues no existe un manual de procedimientos que sea compatible universalmente, por eso es importante adecuarnos al lugar en donde se va a trabajar.
Debemos de estar concientes de que en la actualidad no podemos estar seguros de adonde se dirigen los rubros que pudieran influir en las modificaciones del sistema educativo, por lo que las estrategias propuestas nos deben permitir pilotear cambios a mediano y largo plazo.
El autor nos habla de que es muy importante que las políticas educativas no sean sexenales en el caso de México, o de cuatro años en otros Países, por lo que debe de haber siempre acuerdos, consensos, concertaciones y alianzas, para lograr los objetivos, aunque cambien las estrategias de acuerdo a los momentos que se vivan.
Continúa diciendo que un problema de la concertación es que no participan todos, solo los grupos organizados; es por ello que el Estado juega un papel importante en esta concertación para que incluya a otro tipo de grupos que aunque no están organizados, son parte de la sociedad.
Por otro lado, el ponente comenta sobre la autonomía de las escuelas y dice que para que una reforma educativa tenga éxito, se debe de modificar todo lo que sucede en la escuela y lo que se le enseña al alumno, a través de una buena transformación organizacional. Pero, como debemos definir a una buena escuela?, el ponente sostiene que deben de existir dos premisas fundamentales para una educación de calidad: que se logre aprender a aprender y aprender a vivir juntos. La primera significa educarnos a lo largo de toda la vida, adquiriendo destrezas en la selección y análisis de la información, así como organizar y probar esa información; es decir, hacer al alumno competente para que domine el aprendizaje.
La otra premisa es también muy importante, porque tal parece que se han roto los factores que unen a la sociedad, debido a problemas de diferentes tipos, incluyendo el cultural, que antes no se veía; por eso es fundamental crear políticas promoviendo la cohesión social para que exista una buena organización en las escuelas y se implementen métodos y planes efectivos, ya que si los individuos no se ponen de acuerdo, se obstaculiza el desarrollo de toda sociedad en todas sus dimensiones.
Pero quien podría hacer posible las premisas anteriores?, solo el docente puede enseñar a aprender, solo él puede fungir como guía que orienta y asesora, y es por ello que se debe profesionalizar al docente, porque solo así coadyuvara a la transformación educativa. Y si partimos de que la docencia debe de ser un ejercicio institucional, el profesionalismo debe de ser colectivo, para trabajar en equipo.
El autor finaliza su ponencia, exhortando a todos para que nos incorporemos a los cambios con toda la intención de que a través de la educación exista la unión social que tanta falta hace y que aprovechemos las oportunidades para ser partícipes del cambio y contar con un mejor País.


Referencia Bibliográfica.
Tedesco, Juan Carlos (2000) Actuales tendencias en el cambio educativo.